La historia de Cunnington comienza a principios del siglo XX. En 1920, el negocio empezó a tomar forma de la mano de un visionario llamado Juan Vicente Sangiácomo, que trabajaba en Inchauspe y Cía., una licorería fundada en 1862.

La empresa, en pleno desarrollo, inaugura en 1904 una Planta Embotelladora en la Av. San Juan 2844 y ante las buenas perspectivas sobre el pequeño consumo de gaseosas de Juan V. Sangiácomo, funda La Argentina S.A.